martes, 16 de marzo de 2010

Yo "Indie"

Empieza mi año académico. Desde hoy, dejare atrás vacaciones, elecciones, terremotos, y colocare alma corazón y pan en mi tarea de sacar adelante mis ramos. Tengo que reconocer que ese edificio gris que alberga la facultad de arte me produce un poco de dolor de guata. En realidad la odio. Es más: cuando el otro día hubo alerta de tsunami en Puerto Montt, yo, en vez de pensar en lo terrible que seria que el mar arrase con casas y gentes, encontré genial la idea de que la facultad quedara bajo el agua. No se... seria bello, una verdadera obra de arte contemporánea.

Igual eche de menos un poco el juntarme a tocar música con mis compañeros. Estuve artísticamente cesante todo el verano, y mis dedos comenzaban a petrificarse. Pero al llegar al establecimiento recordé que si hay algo que odio de verdad no es ni edificio, ni al in-asistente social, ni al jefe de carrera, tampoco lo corrupto y weon que es el rector. Son los alumnos de teatro, esos pintamonos multicolores que invaden las salas con sus toques de falsa originalidad artística. Esos culiados hippies que hacen de cada detalle de su vida una exageración: les dicen que los artistas tienen que tener personalidad. Por eso los compadres gritan entre si en vez de conversar. Son chistosos, no tienen ningun tapujo en gritar "¡¡¡me tire un peo jajaja!!!" al lado tuyo, en vez de caminar andan con pasitos medios raros (no quiero decir gays) como si estuviesen en una coreografía del bafochi y no falta el rasta que en su polera anda con la imagen de una canabis, como si a todos nos importara el que fume de la wena. Tampoco lo condeno, es decisión de uno, pero encuentro que esta de mas esa actitud de "oh, mírenme, soy genial, liberal, vengo de la pachamama". Lo bello lo llevan ridículamente tan al extremo que lo hacen ver patético y lo original lo copian tanto que lo transforman en una moda de mierda, y a pesar de todo eso, se autoproclaman "indies".

Yo conozco, en otros lugares, gente así, bien estrafalaria pa vestirse, para hablar, para actuar, bien espontánea en sus gestos, sus palabras, etc., pero que son geniales porque se nota que su estilo es único, que son la copia solo de ellos mismos y que son capaces de compartir una conversación con otros a pesar de que sean estrictamente opuestos en opiniones, gustos, estética o estilos socioculturales. "indie" viene de independencia, de la mínima existencia de rollos que te puedan impedir hacer lo que a ti te gusta y a la vez empaparte de nuevos aires, sensaciones, cosmovisiones para entenderlas sin estigmas. Los indies pueden escuchar tanto a Américo como a Silvio Rodríguez, a Miranda! tanto como a Metallica, a los Huasos Quincheros tanto como a los Quilapayun. Se pueden comprar ropa en el mall como en el persa bio bio, pueden ir a carretear a la blondie tanto como a una peña. Pueden ser de derecha y compartir con gente de izquierda y pueden ser de izquierda y compartir con gente de derecha. No pertenecen a nadie porque nada los obliga a pertenecer a algo. Son compadres muy, pero muy vakanes.

En cambio mis compañeros de la mención teatro son terrible fascistas. "no, no estoy ni ahí contigo porque estudias matemáticas y no entiendes mi maravillosa sensibilidad artística"... "no... contigo no hablo porque no estas a mi altura intelectual"... "no, contigo no hablo porque escuchas reggeaton"... no, contigo no comparto porque eres de clase alta, la clase que oprime al pueblo bajo el yugo imperialista de la aristocracia y blablabla..." ¿que mierda se creen? ¿Acaso que tienen el monopolio de lo bueno, lo intelectual, lo artísticamente correcto? ¿Creen que sus estilos son tan particulares que los hacen mejores que el resto? a pesar de sus grandes esfuerzos por parecer lo que no son, o sea personas como las que yo indique anteriormente, nunca lo lograran, porque son gente egoísta, agrandada y copiona. Viven de lo que la gente dice de ellos, y a pesar de que dicen no interesarle el círculo vicioso de las modas, por su naturaleza capitalista imperialista neomercantilista, es mentira.

Quizás con mis anteriores frases me haya contradicho en mas de alguna vez, quizás en un pasado yo pensé de la misma manera que ellos, pero con el tiempo aprendí que el arte es monopolio solo del arte, que la originalidad de tu estilo no depende del como te vea el resto y que en la vereda del otro lado de tus preferencias existenciales también hay buena onda. Claro... estoy lejos de ser un verdadero "indie", es difícil, pero al menos intento con sinceridad entender cosas que me parecen inentendibles para comprender un poco más a los demás sin dejar de ser yo mismo. Es una terapia de vida que recién vengo descubriendo... y que me esta gustando cada vez mas.

(no saben como me he desahogado...)

3 comentarios:

Remolino Multicolor dijo...

Gracias por el texto,que bueno que te desahogaras,porque muchas veces siento lo mismo con respecto a algunos compañeros de la universidad.No se si son indies,pero se toman el asunto de la vanguardia demasiado en serio.
También escucho seguido eso de "ay no te hablo,porque no entiendes la teoría de tal autor","no lo invitemos,porque a nuestro grupo entra gente con cierto standard de intelectualidad".
Pasa siempre,creo que se debe a gente insegura de mierda que busca cualquier recurso para sentirse superior en su afán de ser leyenda,iluminado o algo así.
Cómo sea,espero que tu primer semestre empiece bien y no pase nada por allá,me refiero a tsunamis,réplicas,apagones,etc.
Ve el lado positivo de las cosas:entraste antes y saldrás de vacaciones de invierno también,antes que el resto.
Cuídate,saludos! :)

wipz11 dijo...

loko me di cuenta de que conozco mucha gente que es así con migo, no te hablo por esto o por esto otro, blablabla... que pendejá mas grande te encuentro mucha razón. tengo una amiga que entra a teatro y creo que si se vuelve así la enrrielamos a puros wates.
suerte en la U que este año puta que se viene duro y trabajao, exito numas y saludos

Aarón dijo...

Quienes pretenden tener el monopolio (de todo) lo único que logran es enterrar más y más las fantásticas faunas que nos entrega una diversidad tantas veces negada.

Saludos