miércoles, 7 de julio de 2010

Al presidente hay que respetarlo...

















¿ ... ?

viernes, 2 de julio de 2010

Francamente estupido


Fernando Villegas, el chascón de tolerancia cero, ha sido uno de los pocos chilenos que no ha pescado para nada la onda del mundial. Para el, todo lo que en cuanto a afición por un deporte que no sea el ajedrez, toda la pasión de gritar un gol de chile en un mundial y a raíz de eso salir a festejar a plaza Italia, le parece una actitud "francamente estupida". francamente estupido el hincha, francamente estupidos los relatos mundialisticos, francamente estupida la cobertura que se le ha dado a la selección chilena... en fin, francamente estupido todo lo que a su juicio sea una actividad para gente bruta.

Se dice que la gente que esta más cercana a las actividades intelectuales es más infeliz, puesto que ve el mundo tal como es, no solamente superficial. A partir de esto uno podría deducir por que Villegas es un tipo tan amargado. Aunque también puede ser un exceso de ego y sentimiento de superioridad, dada su condición de intelectual. Eso si es que Villegas es un verdadero intelectual. Me parece raro que jactándose de ser sociólogo, no conozca o trate de hacerse el tonto frente a los comportamientos que la sociedad adquiere frente a ciertos sucesos. A Villegas le parece idiota, una imbecilidad, casi un pecado el que un niñito se vista con la camiseta de la roja y diga que quiere ser como Alexis Sánchez, como el mago valdivia o el chupete suazo. Sería casi como una utopía de un pendejo egoísta y ególatra, que quiere ser famoso, ganar harta plata, salir por la tele y casarse con una modelo. Quizás, le seria mas razonable y agradable escuchar a ese mismo niño decir que cuando grande quiere ser como Milton friedman, estudiar economía y ganarle el campeonato mundial de ajedrez a Kasparov para después retirarse a escribir enredados libros de filosofía que serán descifrados y entendidos en cien años mas.

Es charcha escucharlo, porque desanima. Te hace sentir que eres un tonto, que es imposible creer que mas allá del simple hecho de jugar un partido de fútbol, haya muchas mas cosas de fondo. Se niega a ver la trascendencia de un mundial, en donde al margen de ir detrás de una pelotita, es una fiesta en donde blancos, negros, ricos, pobres, deportistas y no deportistas vibran por igual. Cree que somos un país de perdedores, y que por tanto, es totalmente innecesario festejar un triunfo de chile porque al final nunca vamos a ganar un campeonato. Quizás solo le interesa pensar en lo idiota que se ven los entrenadores cuando gritan y retan a los jugadores, o en lo corrupto que son los árbitros o quizás en lo dictatorial del estilo de Marcelo Bielsa.

Porque ahora la agarró con Bielsa. Era que no, si ayer el rosarino con cuea pescó al payaso de Sebastián piñera, el protegido de Villegas. En una ceremonia que rozaba lo absurdo y desorganizado, con excesos de chauvinismos ridículos solo digno de un gobierno primerizo que quiere apelar al patriotismo para no caer en las encuestas, nuestros jugadores de la selección fueron recibidos por el presidente. Uno a uno y con más mecanización que entusiasmo o espontaneidad, fueron saludando de mano a piñera. le tocaba al loco Bielsa y este le dio un frío apretón, sin mirarlo, para después salir raudo de la escena. Pronto, salieron los berrinches alaracos de Larrain, el mismo que comparó la homosexualidad con la zoofilia, y de Hinzpeter, el mismo que acusó infundadamente a Fidel Espinoza de trata de mujeres. Ambos pedían "respeto".

Fernando Villegas dijo lo suyo en su blog en la tercera, interpretando las actitudes despectivas de Bielsa para con Piñera, como acciones que según la estimación del entrenador "puede impunemente convertirlo en blanco legítimo de su estilo hosco y prescindente, lo que como mínimo resulta de mal gusto". Claro, ahora Bielsa según Villegas es un tipo al que le gusta mostrarse, que le gusta crear un personaje, que le gusta este tipo de situaciones porque según el, acrecienta su popularidad y el mito respecto a su persona. Me parece un razonamiento liviano y tonto, teniendo en cuenta lo poco presto de bielsa para con los medios de comunicación, lo cortés que siempre ha sido con respecto a sus críticos y el hecho de que en casi dos años de exitosa carrera eliminatoria, nunca fue a algún programa de televisión, ni tiró recados por la prensa a sus detractores, como otros desubicados entrenadores faranduleros. Villegas al parecer no vio las clasificatorias, porque omite hablar de que la fama de bielsa se la ha ganado con su profesionalismo futbolístico y sus resultados deportivos y no por generar la imagen publica de señor misterioso. La tiene, la televisión se la ha generado de manera inevitable, pero el, al menos, no la nesecita, al contrario de "otros". Villegas sabe que en cuanto a imagen, la tele manda. El mismo es panelista de un programa televisivo, y sabe que para mantener su imagen de filosofo e intelectual reflexivo, debe dejarse el pelo largo a lo artista de vanguardia y poner una cara de culo de un metro frente a lo que el cree una franca estupidez, o sea, todo.

Pero lo que realmente me parece un chiste es esta frase saliendo a defender a su presidente: "Piñera es poco amigo de las parafernalias y, por tanto, no pesca mucho las gravedades, silencios y triquiñuelas del poder". Me queda claro entonces, que Villegas no solo es un partidario de piñera, sino además un reverendo chupamedias, porque según todo el discurso que le he escuchado hace ya bastante rato acerca del mundial, su mala onda y la perdida de tiempo que para el representa salir a la calle a festejar un triunfo de la selección chilena, yo hubiese esperado una reacción similar frente a las populistas payasadas de piñera, como ir a dormir a una mediagua, o repartir tallarines. Pero es capaz de doblegar sus propias opiniones con tal de hacer ver que lo del presidente son actos razonables. Después el weon se queja de que le llenan su email de chuchadas, como explicándose por que.

Yo apoyo a bielsa, porque es sincero, porque no le gusta el cartuchismo ni la hipocresía, porque tiene razones de peso para mandar a la cresta a Sebastián Piñera. El presidente actual, por muy presidente que sea, no representa a todos los chilenos. Nunca lo hará, por como esta gobernando. Uno tiene todo el derecho a expresar lo que uno piensa respecto de el, aunque algunos tienen mas suerte como para hacérselo ver en su propia cara, como bielsa. Será que tipos como Villegas, que siempre han aparentado ser algo que quizás no lo sea tanto, no están acostumbrados a las personas directas, a lo mejor el tipo esta rodeado de compadres cartuchos, que en realidad lo odian pero que no se lo dicen. Sea como sea, espero que no se vaya, maestro bielsa, porque tiene muchas alegrías que darnos a nosotros los hinchas. Pero también tiene mucho que enseñarles a nuestros deportistas, a nuestro patético presidente y a los Fernandos Villegas que siempre andan cagando la euforia con su amargada visión de mundo.