lunes, 16 de marzo de 2009

La Bomba GAY


Desde el principio de los tiempos, nos venimos matando entre nosotros. Siglo tras siglo, milenio tras milenio, el hombre se ha perfeccionado en el “arte” de hacer armas. A pesar de eso, pareciera que al mundo no le molestase tanto que nos pasemos nuestra mísera vida en puras guerras. Menos en esta época tan aburrida, en donde no hay nada para ver en la tele. Las movilizaciones anti-bélicas son pura pantalla. Nos encanta el morbo, ver sangre, niñitos llorando por su mama muerta, gente sin casa, explosiones, etc. Por eso, y para el deleite de las masas, las armas se han ido desarrollando tecnológicamente de una forma increíble.

¿Han pensado en la posibilidad de ganar una guerra sin matar a nadie? Me imagino que no, muy aburrido. Aun así, el otro día supe un dato freak: En el año 1994 los norteamericanos presentaron al pentágono un proyecto de arma bélica bastante poco ortodoxo para ese entonces. Mas que llamarla arma de destrucción masiva, yo la llamaría arma de “seducción” masiva. Se trata de la “bomba gay”. Si, así mismo. Una bomba que creo que al lanzarla liberaba una sustancia química que afectaba a las hormonas del enemigo haciendo que se vuelvan homosexuales y se atraigan entre ellos mismos. En pocas palabras, la idea era que mientras el soldado enemigo se distraía haciendo cucharita con su compañero, el otro ejército entraba e invadía el país sin derramamiento de sangre. En todo caso, dicha bomba nunca fue lanzada, a menos que la hayan probado con algún puñado de opinólogos de la TV.

Una bomba gay… tan pacifica como destructiva a la vez, tan inofensiva como temida al mismo tiempo… porque obvio… la gente, la sociedad en general, odia mucho mas la homosexualidad que el genocidio. Son capaces de aceptar la imagen de un niño acribillado en Palestina, pero no soportan ver a dos hombres besándose. A la mierda con la mentada “tolerancia”, eso es para la pura foto. Entre un batallón de cien soldados muertos y un batallón de cien soldados salidos del closet la gente opta por la tradición. No lo “raro”, lo “anormal”. Y en vista de esto, creo que la bomba gay es un gran invento. Tomando en cuenta el temor social a la homosexualidad, se podrían acabar las guerras por miedo a que las bombas gay le caigan a la población civil. La historia del principal enemigo del derecho a la vida intima, osea la iglesia católica, por ejemplo, dice que en la mayoría de las veces ha prestado sus servicios a dictadores genocidas y a políticas de represión. En la época de la Alemania nazi, el papa calló a la hora de denunciar el holocausto. Puede que haya sido por miedo, o quizá porque los homosexuales también eran masacrados .Acá en Chile también paso lo mismo, salvo pequeñas excepciones. En Argentina, en Bolivia, Uruguay y en tantos otros países mas, igual historia. Si Hitler hubiese usado la bomba gay sobre los judíos, quizá ahí si la iglesia habría tomado fuerza para enfrentar al führer. Seis millones de judíos convertidos en maricones, hubiese sido el comienzo de una invasión gay mundial que haría temblar al vaticano. Así mismo si Pinochet hubiese querido usar aquella arma contra los detenidos desaparecidos, el cura Hasbun habría sido el primero en esconderlos en su iglesia.

En fin, por todo lo anterior dicho, lo del morbo por ver sangre y el odio a lo color rosa, nunca van a tirar dicha bomba. En todo caso, ojala que para cuando haya guerra atómica, inventen la bomba de marihuana. Para que así, en caso de invierno nuclear, todo el mundo olvide sus problemas y por fin… podamos vivir felices.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

vaya... lo de marihuana es buena idea...

aun asi creo que si la guerra nuclear fuera a punta de bombas gays, igual seriamos felices todos. depravadamente, pero igual. siendo todos gays, "hariamos el amor y no la guerra".

saludos ciudadano waripolo

crane.crow dijo...

con una bomba asi se acabria la vida.. no crees?
por ke si hubiera una tercera guerra mundial todo el mundo se volveri a marako y nadie quisiera estar(tener sexo bestial)con el sexo opuesto, entonces habrian menos bebes o casi ninguno(al menos ke hagan clonacion, o esa wea de insiminacion artfifial, pero pa ´ke no me cagen la opion hay ke omitirlos).

lo ke si me parece muy buena idea es la bomba de cannabis....

...todos felices, ahi si ke ningun politico qlio de derecha o conserva´dor se opondria a la legalizacion.

y con respecto a los curas te olvidas te del cura tato, y del resto de weones ke se las dan de buénas personas(solo hay que mirar el CONFESIANRIO, gran pelicula por cierto).

y eso seria..

Fa dijo...

Oh si, con una bomba de marihuana andarian todos menos estresados... pero más "tontos" segun el Conace xD

Saludos!