sábado, 27 de febrero de 2010

Terremoto en Chile

En estos momentos me encuentro en Valdivia, en la casa de mi abuelo. Pretendía ver la noche valdiviana. El terremoto, claro esta, nos pillo lejos del epicentro, pero la sensación de estar en una batidora grado 6 me hizo entrar en crisis nerviosa. Yo estaba despierto a esa hora, tres y media de la mañana. Termino el festival, fome la guea, apague la tele y agarre mi notebook. Mis primos me acompañaban, mi hermana, mis padres, tíos y mi abuelo estaban en el segundo piso. a nada asocie el hecho de que se cortara la luz, tampoco sospeche nada cuando se cayo el internet, a los pocos segundos. Solo supe de que se trataba cuando un ruido como de leña caída comenzó a avanzar, y de un temblorcito normal paso a una cosa tan colosal que se me helo toda la espalda y del miedo no pude mover mis brazos ni piernas, cayendo en un mutismo que pronto abandone al darme cuenta de que tenia el notebook conectado al enchufe. Por inercia tire el ordenador al sillón para no electrocutarme y me tire al suelo mientras las paredes crujían, los platos se rompían en el suelo, un mueble se desplomaba con todo adentro y mis primas, tías y mi hermana gritaban de terror. Fueron minutos eternos, nunca había estado en una situación así.

Terminado el temblor tratamos de llamar a los familiares en Temuco, Osorno y Santiago para saber como estaban. Nada que lamentar, al fin, pero yo aun sigo preocupado por mi perrita Luna, que se quedo sola en Osorno. a mi abuelo se le vino el recuerdo del terremoto y tsunami del año 60, rogando por que no se repita lo mismo. Nadie durmió, nos amanecimos a la espera de las replicas, que fueron como cuatro en total, y bien fuertes. Pusimos todos los muebles y electrodomésticos boca abajo, en caso de un nuevo temblor grande. En cuanto a mí, durante todo ese rato no pude articular palabra.

Con la luz cortada y en ausencia de la televisión, la radio Cooperativa fue nuestra acompañante. En momentos parecía como si estuviéramos en zona de guerra, y el griterío en las calles era ensordecedor. En esos momentos no podíamos medir la dimensión de lo sucedido, ni siquiera nos imaginábamos que el terremoto era de carácter nacional. Solo al otro día nos dimos cuenta de los daños en otras ciudades. El amanecer en la cuidad fue algo insólito, raro. Un nuevo día sin diarios matutinos, sin medios de transportes, sin luz, sin agua, sin saber lo que estaba sucediendo a ciencia cierta. La radio a veces fallaba, y era peor estar con incertidumbre en esos momentos. Las redes satelitales solo empezaron a funcionar hace algunos minutos. Escribo ahora, puesto que lo más probable es que luego, en la noche, sigan las replicas y los medios de comunicación se corten nuevamente. Hoy, en la tarde fuimos a la costanera y las calles están llenas de grietas, mientras que el mítico mercado fluvial esta casi en ruinas. La gente camina como sombie, con miedo. Hay confusión en las informaciones. en lugares como corral y los molinos creen que puede venir un tsunami, ya que las aguas del rio calle calle se recogieron. Ojala nada más grave pase.

al volver la electricidad prendí la tele y no pude creer lo que estaba viendo... autos dados vuelta, barcos en medio de las ciudades, el puente viejo, allá en concepción casi totalmente destruido... ¿es real? ¿Esto pasa en chile? son preguntas que me atestaron la cabeza. Edificios abajo, muertos, heridos... una devastación total. Di gracias al destino por haber estado tan lejos del epicentro del terremoto. Ojala todo quien me lea este bien. Siento mucha pena e impotencia por la gente que aun esta atrapada en las ruinas. Quiero tener superpoderes y poder ayudar a esa gente, porque no confió mucho en las medidas de emergencia del gobierno. pero como estoy tan lejos de la zona devastada, solo puedo aportar con mis pensamientos, mis fuerzas espirituales en su totalidad a esa gente, para que pueda salir con vida.

Mandémosles todos, como si se tratara de crear una gran henkidama, nuestras energías a las personas que mas han sufrido hoy. No pensemos en juicios finales ni profecías. De todo lo malo sale algo bueno, y esta es una posibilidad para que florezca lo mejor de cada uno para ayudar a nuestro prójimo.

CHILE NO SE RINDE CARAMBA
CHILE NO SE RINDE CARAMBA
CHILE NO SE RINDE
LA CONSIGNA POPULAR!

3 comentarios:

Knight Templar dijo...

Estimado Wuaripolo, hoy aparte de ver las noticias escuche historias muy trites, Santiago desperto sin metro , con pocas micros y negocios cerrados, de hecho solo los negocios y las farmacias de barrio estaban abiertas, tuve que comprar unos remedios para mi madre y por suerte el dependiente me hizo rebaja.

Si me preguntas que senti en el temblor, dire que miedo , no por el movimiento telurico, si no por que mi madre estaba muy asustada y me daba lata no poder hacer mucho para tranquilizarla, lo que vi por la ventana de mi departamento creo que no lo voy a poder sacar de mi retina, explotaba el cableado electrico mientras todo se movia y crujia y luego una nube negra, de verdad pense que podia ser el final.

hoy estamos en la casa de mi abuela, mucha jente dejo los departamentos a pesar de que no tenian fallas aparentes, anoche todo el mundo paso en el patio y no se creo que estabamos mas unidos.
ahora vuelve la noche y si igual con cierto temor.

Nos levantaremos de esto , creo que tenemos que ser fuerte y darnos apoyo, viva Chile y mucha fuerza

Cuidate Waripolo y nos estamos leyendo
Atte.
Checho J. Fry

Saruki dijo...

Mi familia está en Valdivia, cagados de miedo.
Las réplicas y el calor.. según mi madre... tambien la hacen recordar TODO lo que fué el terremoto del año '60.

Horrible lo que veo a cada segundo en Televisión... parece ser una película más de terror... y aún no creo.. todo lo que está pasando.


Y bueno... como son las cosas... no? la historia nos enseñó a rechazar y odiar algo que hoy en día, dadas las circunstancias en las que se encuentra el país, se pide a gritos nuevamente...

Cuidece joven... es de esperar que la cosa vaya mejorando con los días.

Saludos!

Remolino Multicolor dijo...

Gracias por los saludos.Que bueno que pasaste el terremoto con tu familia,es lo más importante.
Espero que tu perrita esté bien y abrazala harto cuando llegues a tu casa,mi gato todavía anda estresado después de pasar el terremoto en un cuarto piso :(
Cuídate mucho y ánimo
Un abrazo!