lunes, 18 de octubre de 2010

(...insertar titulo aqui...)

Tengo 21 años y siento que todos a mi alrededor de alguna u otra manera maduran, menos yo. Varias de mis ex compañeras de curso han tenido guagua y se han casado, varios ex compañeros se han vuelto unos trabajólico amargados padres de familia. Otros siguen estudiando, pero ya no son los mismos. los que eran adictos al hueveo en clases, a las movilizaciones estudiantiles hoy ya no se ven y han adquirido un aire cínico para decirte "estoy apurado, te hablo mas luego". Para otros, el tiempo se ha transformado en prioridad por sobre lo que llamamos relaciones humanas. Han crecido, han madurado, se han vuelto, a mis ojos, mas grises y distantes, con sus problemas, con sus hijos, sus matrimonios, su apresurada vida, sus deudas impagas, sus frustraciones, su vida inserta en el monstruoso sistema actual de oferta-demanda, en donde te olvidas del pasado, vives el presente como un autómata y no te alcanza el tiempo para pensar en el futuro.

Yo, para muchos de ellos, estoy en el medio, se podría decir, como en un limbo. Después de 12 años de educación básica y media, en donde me destaque solo por vivir mi propia vida lejos de la farándula estudiantil, lejos de las compañeras coquetas, de los compañeros borrachos, de los payasos del curso, lejos del foco de atención, hay ex compañeros que dicen no entender mi estilo de vida de weon volao sin vicios(no pueden creer que a mi edad no me intoxique con copete ni me cague los pulmones con cigarros), pensando solo en comer, mirar, oir, olfatear lo que siempre me ha gustado hacer. Para muchos soy aun un cabro chico, que nada contra la corriente, que en la medida de lo posible actúa con el corazón más que con la cabeza. No comprenden mi antipatía al sistema que a ellos los subyuga a dejar de lado ciertas cosas y se sorprenden ante mi resistencia a los compromisos. Me ven como un idiota, vomitando comunismo y utopías estupidas, que no comprende que al final el posmodernismo del que tanto hablan te agarra aunque te escondas en la china. No están muy ni ahí conmigo, me ignoran un tanto, ya no porque sea fome conversar con un nerd, ahora porque no hay tiempo para nada, menos para sentarte a conversar con tu prójimo. Parecen vivir felices así, o quizá es el acostumbramiento.

Creen, en cierta medida, que no me tomo en serio mis problemas. De ser el apartado del curso, el ahueonao por ser el menos divertido, pase a ser el rebelde sin causa, aunque sigo siendo ahueonao por lo que hablo, pienso, escribo, etc. pero no saben que mis problemas son de otra índole, y los veo desde un enfoque distinto al de ellos. Se que para terminar mi carrera de música, que es un problema cuya solución solo yo la tengo, debo ser músico todo el día. Para ser músico todo el día debo hablar gueas, pensar gueas y describir gueas. Es románticamente estupido para muchos el escribir todo esto en un blog que nadie lee (bueno, siempre hay gente que se da el trabajo de leer lo que escribo, muchas gracias a ellos), pero lo hago porque me siento bien, porque liberándote de lo que te oprime la garganta(o los dedos) tienes la posibilidad de elegir una vía de expresión mucho mas creativa que el típico buzón de reclamos, la chuchada limpia al paco en una manifestación o el copy-paste de un discurso zurdo. Y si escribes, si te expresas, si haces fluir tus dedos al son de las palabras, la creatividad florece. Escribir es un arte, igual que la música, y yo no se manejar bien el arte de la escritura, pero lo intento.

Hay cosas, problemas que veo y que no puedo solucionar. No soy tan desconectado del mundo que me rodea como ellos creen. Me da impotencia la enfermedad de mi hermana, no puedo curarla porque no soy dios. Me da impotencia que exploten a mi viejo en su trabajo, que mi mama no pueda surgir como ella espera en su microempresa, que la mina que siempre me ha gustado este a kilómetros de aquí y que se la este comiendo un cabeza de músculo. A grandes rasgos, y también sin que tenga una solución al alcance de mi mano, me da rabia la injusticia social con los trabajadores, que tenga que haber una tragedia como la de los 33 mineros para cuestionar las leyes laborales, me da rabia la pedofilia de los curas, el populismo de Piñera, la corrupción en la educación chilena, la caza de ballenas por parte de los japoneses, la pena de muerte en china y el fascismo de Sarkozy.

Pero en un intento por madurar de una manera diferente a los demás, tratando de sanar heridas en vez de olvidarlas y abrir otras, creo que hay varios problemas que si que podría solucionar. Mi familia por parte de mi papa esta dividida. Por problemas de plata, mi papa y sus hermanos, mis tíos, se han distanciado. Esto ha llevado a que no pueda conocer ni tener contacto mas recurrente con mis primos, y ninguno de nosotros tiene culpa de nada. Nadie me puede obligar a que me caigan bien mis tíos. De hecho no me interesa. Pienso en el futuro y creo que la nueva generación debe superar esa división. Pienso en mis primos que aun no conozco y pienso en el día en que logre hablar con ellos, y darme cuenta de, valga la redundancia, lo "primos" que somos. El miedo me detiene, no se que pensaran de mi, no se si mis tíos habrán creado un cuento de terror para describir a mi familia y a mi, pero tendré que hacerlo algún día. Echarse al hombro la responsabilidad de tratar de buscar una mejor convivencia en la familia es un paso que me requiere madurez.

Es eso, la madurez tiene matices, y yo maduro a mi ritmo, solucionando cosas tan pequeñas como hablar de nuevo con los amigos con los que alguna vez peleé, la chica a la que decepcioné, aprendiendo lo que alguna vez me enseñaron y no quise aprender (el ingles, por ejemplo). Intento, me esfuerzo por vivir el presente pensando en el futuro, revisando mi pasado para poder enmendar ciertas cosas. es muy pero muy difícil, pero ahora que lo pienso, es mucho mas divertido que asumir de una manera sumisa, el presente.

P.D.: no se me ocurrió ningun titulo para este post. por eso dice lo que dice.

5 comentarios:

Loma Bonita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Loma Bonita dijo...

jajjaja nu se postear pero nu importa, bueno queria decirte que no te preocupes ya somos dos los que decidimos madurar a nuestra manera!!!!

rafiz_glam dijo...

Hay una diferencia grande con tu pensamiento y el de ellos, madurar a tu manera es lo mejor, ya que en 20 años seras un genial hombre en lo que desees hacer y seras tu el que anda a pruado,mientras que ellos seran los mismo mediocres con guagua y absurdos pensamientos.

saludos

Anónimo dijo...

ajksjaksjkajsak!!
1º no me cae mal piñera jejejjee
2º la verdad tengo 16 y tambien me encuentra pendejo y un poco inmaduro...la verdad creo que no existe un concepto para la palabra "madurar" como tu dices cada persona madura a su propio ritmo...

Ainü... dijo...

jajaja
"el que no escribe es un piñera maricón"...cuán de acuerdo estoy contigo... =D

madura a tu propio ritmo, tú produces tu propia melodía de vida, muchas veces no encontramos otras que complementen lo que estamos tocando...
pero para producir música, creo, al menos, que una sola y simple melodía puede hacerlo.

saludos