sábado, 21 de mayo de 2011

Cuenta Publica

Me parece haber visto a Osama Bin Laden comprando en el supermercado. digo esto porque si todo aquel que use barba a lo taliban va a ser considerado terrorista, se puede prestar para confusiones gravisimas. ¿y si el tipo al que los yankis mataron no era Osama? ¿y si era el Compadre Moncho?

En fin... cosas de la vida. Fue un fin de semana movido. Aun no hay un Manual para escuchar dos horas al weon que te cae mal sin hastiarte, porque aun no lo he escrito. Pero igual me preparé para ver la cuenta publica via online, buscando reírme de las piñericosas con mis demás colegas opositores y asi comenzar bien el dia del fin del mundo. El secreto estaba en imaginar que iban a pasar una pelicula de Leslie Nielsen por cadena nacional, esas que hacian enredarte en un mundo irreal en donde todo era posible. lamentablemente el Sebastian Piñera chiflado y dislexico que todos queriamos ver no apareció, y en su lugar estuvo un sopenco prepotente, enojado, nervioso y ofensivo que llevó a limites espectaculares el arte de la hipocresia. Piñera ha cambiado, sus errores ya no dan risa, su busqueda de frases rebuscadas y largas (para alcanzar a tapar el tiempo total del discurso) ha dado paso, ante cualquier manifestacion de descontento ciudadano, a respuestas cortas y rabiosas con las cuales hizo saltar tantas vecews en el discurso a su bandada de monos chillones disfrazados de ministros, para aplaudir, gritar por cada cosa que decía, en una especie de masturbación politica. Aferrado al podeo como viejo curao aferrado al poste, Sebastian Piñera trató de violentista a una gran parte del pais. Muchos nos sentimos ofendidos. Su gobierno es una esmeralda que se hunde, asi como su credibilidad (disculpen las metaforas, 2 horas de cuenta publica "guvernamental" deja secuelas en cualquiera...)

Porque nadie es tan weon como para pensar que con dos corbetas todas cagadas vas a defenderte de dos acorazados. Seguramente Arturo Prat se imaginó una flota peruana compuesta de barcos de bambú flotando en el lago titicaca. "-¡humos al norte, capitan!- ¿estay mas weon, si los peruanos no tienen mar..." pero cuando recordó que el lago titicaca estaba en bolivia, el Huascar ya habia dado el primer espolonazo. Otra cosa es con guitarra, quizá pensó. Piñera se siente hastiado. los nervios de su cara se estan cansando de mantener la sonrisa de goma ante todo, ahora se enoja por todo y se pone rojo de furia. Pareciese que anda con la regla, pero es otra cosa: la rabia de tener que dejar de carroñear el cadaver de la concertacion para tener que lidiar con una oposicion ciudadana y transversalmente inmensa. Una oposicion sin lideres claros, sin a quien sacarle en cara los errores del pasado y conglomerando a todos los sectores de descontento social en un solo gran movimiento. Claro que tambien están los que se dan vuelta la chaqueta siempre, los que votaron por piñera y se sintieron defraudados y los que piensan en salir a marchar porque es cool y te hace ver muy varonil y contestatario el tirarle piedras a los ventanales de las tiendas, pero son los pocos, aunque el noticiero diga otra cosa. Hoy es hidroaysen, y la lucha por no dejar al sur de chile como guitarra electrica. mañana serán las semillas trangenicas, pasado mañana, quizas que cosa. si hay algo que comparto con longuieira es que este es el fin de la institucionalidad como la conocemos. No creo que sea la idea botar presidentes, cuan pais subdesarrollado del continente africano; solo nos basta con no dejarlos gobernar como a ellos les plazca.

Sentí que su furia y prepotencia es un triunfo, porque se que no todos somos violentistas, y porque la generalizacion es de ciegos. Un ciego que no sabe a quien atacar, ni como atacar, ni tampoco defenderse como la gente.

1 comentario:

Miguel dijo...

jaja
igual es gracioso mirarlo, aunque no se equivoque, tal como lo describiste, esa cara que tras la sonrisa perfecta esconde tres universos y veintinueve dimensiones de emociones y frases contenidas, si eso fuera considerado un talento, tendría al menos uno.
a veces igual pienso que fue para mejor esto de que saliera él presidente, las personas parecen estar mas atentas que antes a todo y con mas tendencia a la reacción, pero no estoy seguro si eso es realmente un merito atribuible a él.
La cuenta publica no la vi, pero los titulares de los diarios hacían énfasis en las cosas que no dijo mas que en las cosas que, imagino, concienzudamente le escribieron.
me gustan las protestas, no me gusta la violencia, el fanatismo hace mal, pero en fin, esta la caga como siempre!
saludos loko!!!